Buscar
  • Dr. Bonilla Arcaute

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA RECONSTRUCCIÓN MAMARIA


La reconstrucción mamaria es uno de los procedimientos quirúrgicos más gratificantes que existen hoy en día para todas aquellas mujeres que, como consecuencia de un Cáncer de mama u otra enfermedad, han tenido que ser sometidas a una Mastectomía.

Las nuevas técnicas y materiales, ofrecen a los Cirujanos Plásticos la posibilidad de crear una mama con características muy similares a una no operada.

Objetivos:

- Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo, si así lo desea la paciente, la areola y el pezón.

- Eliminar la necesidad de llevar prótesis de relleno, posibilitando llevar prendas de vestir que no serían posibles sin reconstrucción.

- Rellenar el hueco y la deformidad que queda en el tórax

- Restaurar la imagen corporal

- Mejorar la calidad de vida y proporcionar satisfacción a al paciente

Frecuentemente es posible la reconstrucción inmediata tras la Mastectomía, de modo que la paciente despierta con un contorno mamario normal, evitando la experiencia de verse a sí misma sin nada de busto. Pero hay que tener en cuenta que la reconstrucción mamaria post-mastectomía no es un procedimiento simple; frecuentemente hay varias opciones entre las que se debe considerar cual es la mejor en cada caso, es importante disponer de información adecuada y clara sobre las posibilidades de reconstrucción antes de ser intervenida, para enfrentarse a la operación de forma más positiva.

Planificación y preparación de la cirugía:

El Cirujano Plástico es el especialista, que por su formación (especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) posee los recursos técnicos y estéticos adecuados para reconstruir una mama con un aspecto natural. Tras evaluar el estado general de salud de la paciente, éste le informará de las opciones más apropiadas para su edad, tejidos disponibles, características físicas y anatómicas y expectativas a futuro. La primera parte de la reconstrucción, es decir, la creación del volumen de la mama, generalmente se realiza bajo anestesia general, de ahí en adelante, cualquier ajuste o revisión se puede realizar bajo anestesia local y sedación. Aunque podrá elegir el tipo de prótesis, el Cirujano Plástico le indicará la que mejor se adapte a las características de su tórax.

La elección del método más apropiado a la hora de realizar una reconstrucción mamaria dependerá de cada caso, ya que las características propias de la enfermedad y de la paciente nos llevarán a recomendar una o varias técnicas. En este último supuesto, paciente y cirujano decidirán conjuntamente el camino a seguir teniendo en cuenta las limitaciones, ventajas y riesgos de cada procedimiento.

Postoperatorio:

Las primeras 48 horas después de la cirugía son esenciales para un correcto seguimiento y control de la reconstrucción. Dependiendo del tipo de cirugía, podrá salir del hospital en un plazo de uno a tres días. Muchos procedimientos reconstructivos requieren un drenaje para extraer los líquidos acumulados. Estos se retiran en la primera semana tras la cirugía. La mayoría de las suturas se retiran en una o dos semanas.


9 vistas