Buscar
  • Dr. Bonilla Arcaute

"MASTOPEXIA" O LEVANTAMIENTO DE BUSTO

Actualizado: feb 10


Es un procedimiento quirúrgico que realiza un cirujano plástico para modificar la forma de las mamas, en el cual se elimina el exceso de piel y se remodela el tejido mamario para levantar las mamas.

Por supuesto eres candidata a este procedimiento si tienes las mamas caídas o si los pezones apuntan hacia abajo. Sin duda, es una excelente opción para mejorar tu imagen propia y la confianza en ti misma.

Esta cirugía no modificará significativamente el tamaño de las mamas. Sin embargo, puede realizarse junto con una cirugía de aumento o reducción de mamas.

¿Por qué se realiza?

A medida que envejeces, los senos cambian y pierden elasticidad y firmeza. Hay muchas causas para este tipo de cambios en los senos, entre ellos:

Embarazo. - Durante el embarazo, los ligamentos que sostienen los senos pueden estirarse, ya que los senos se vuelven más llenos y pesados. El estiramiento puede contribuir a la flacidez después del embarazo, tanto si amamantas a tu bebé o no.

Variaciones en el peso. - Los cambios en tu peso pueden hacer que la piel de los senos se estire y pierda elasticidad.

Gravedad. - Con el tiempo, la gravedad hace que los ligamentos de los senos se estiren y queden flácidos.

La Cirugía Plástica de senos puede reducir la flacidez y elevar la posición de los pezones y el área oscura que rodea los pezones (areolas). El tamaño de las areolas también puede reducirse durante el procedimiento manteniendo la proporción con los senos recientemente reconstruidos.

Puedes considerar someterte a esta cirugía en los siguientes casos:

Los senos se ven flácidos, han perdido su forma y volumen o se han vuelto más planos y alargados

Cuando no se sujetan los senos, los pezones caen debajo del pliegue de cada seno

Los pezones y las areolas apuntan hacia abajo

Las areolas se han estirado y son desproporcionadas con respecto a los senos

Uno de los senos se encuentra más abajo que el otro

Si estás pensando en quedar embarazada en el futuro, puedes postergar la cirugía ya que, durante el embarazo, los senos pueden estirarse y modificar los resultados de la cirugía estética.

También debe tenerse en cuenta el amamantamiento. A pesar de que, por lo general, es posible amamantar después de una cirugía estética de senos (ya que no se separan los pezones del tejido subyacente de las mamas) algunas mujeres pueden experimentar dificultades para producir la cantidad suficiente de leche.

¿Cómo prepararse?

Como primer paso, debes hablar con tu Cirujano Plástico. Durante tu primera consulta, es probable que él realice lo siguiente:

Revise tu historia clínica. - Prepárate para responder preguntas sobre enfermedades actuales y pasadas. Informa al médico si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama. Comparte los resultados de las mamografías o de las biopsias de mama. Habla sobre cualquier medicamento que estés tomando o hayas tomado recientemente, así como de cualquier cirugía que te hayas realizado.

Te haga un examen físico. - Para determinar las opciones de tratamiento, el médico te examinará las mamas, incluida la posición de los pezones y las areolas. También tendrá en cuenta la calidad del tono de la piel. La piel de las mamas que tenga un buen tono sostendrá las mamas en una mejor posición después de un levantamiento de mamas.

Analice tus expectativas. - Explica por qué quieres someterte a un levantamiento de mamas y qué deseas obtener en cuanto al aspecto después del procedimiento.

Antes de un levantamiento de mamas, tal vez también debas hacer lo siguiente:

Deja de fumar. - Fumar reduce el flujo sanguíneo en la piel y puede retrasar el proceso de cicatrización.

Evita el consumo de determinados medicamentos. - Probablemente, tendrás que evitar tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios y suplementos que pueden incrementar el sangrado.

Tener ayuda durante la recuperación. - Coordina con alguien para que te lleve a tu casa después de la cirugía y se quede contigo mientras comienzas a recuperarte.

Lo que puedes esperar:

El levantamiento de mamas puede realizarse en un hospital o en un centro de cirugía ambulatorio. A veces el procedimiento se realiza con sedación y anestesia local para insensibilizar solo parte del cuerpo. En otros casos, se recomienda usar anestesia general, que hace que estés inconsciente.

a) Durante el procedimiento.- Se pueden usar diferentes técnicas para quitar la piel de las mamas y volver a darle forma al tejido mamario. La técnica específica que elija el cirujano plástico determinará cuál será la ubicación de las incisiones y de las cicatrices que se generen (alrededor de la areola, hacia abajo u horizontalmente en los pliegues mamarios).

El médico puede hacer incisiones dentro de las mamas para volver a darle forma al tejido mamario y, si fuera necesario, reducir el tamaño de la areola. Dicho profesional quitará el exceso de piel de las mamas y moverá los pezones más arriba. Luego, el médico juntará la piel de las mamas y cerrará las incisiones.

El procedimiento generalmente demora entre dos y tres horas, y puedes irte a casa el mismo día del procedimiento.

b) Después del procedimiento. - Después de la cirugía, las mamas quedan cubiertas con un corpiño de compresión post-operatorio. Es posible que te coloquen pequeños tubos en los lugares de la incisión para drenar el exceso de sangre y líquido.

Las mamas pueden presentar hinchazón y hematomas por aproximadamente dos semanas. Probablemente sientas dolor en las zonas cercanas a las incisiones, que estarán enrojecidas por algunos meses. El entumecimiento de los pezones, la areola y la piel de las mamas puede durar aproximadamente seis semanas.

Los primeros días después de la cirugía, toma la medicación analgésica según lo recomendado por el médico. Evita las tensiones, flexionarte o levantar objetos. Duerme boca arriba o de costado para evitar la presión en las mamas.

Habla con el médico sobre cuándo te quitarán los puntos de sutura, o si te los deben quitar. Algunos puntos de sutura se disuelven por sí solos. Otros deben quitarse en el consultorio del médico, generalmente, una o dos semanas después del procedimiento.

Sigue usando el corpiño de compresión post-operatorio todo el día, por tres o cuatro días. Después podrás usar un corpiño de compresión liviano por tres o cuatro semanas.

Resultados:

Notarás un cambio inmediato en la apariencia de las mamas, aunque la forma seguirá cambiando y se fijará a lo largo de los próximos meses.

Al principio, las cicatrices se verán de color rojo y serán protuberantes. Se suavizarán y se volverán más delgadas y blancas en uno o dos años.

Podrías notar que tu talla de sostén es un poco más pequeña luego de someterte a un levantamiento de mamas, incluso si no se ha realizado una Mamoplastia reductora junto con el procedimiento. Esto se debe simplemente a que las mamas se vuelven más firmes y más redondas.


75 vistas