Buscar
  • Dr. Bonilla Arcaute

¿SABES EN QUÉ CONSISTE EL LIFTING FACIAL?

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestros rostros. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas. Un lifting no puede detener este proceso; sin embargo, lo que sí puede hacer es parar el reloj, mejorando los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello.

El lifting frontal corrige la caída de las cejas y las arrugas de la frente y de las cejas.

¿QUIÉN ES EL CANDIDATO IDEAL PARA SOMETERSE A UN LIFTING?

Son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a "caerse", pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. La mayoría de los pacientes tienen entre 40 y 60 años, pero también puede realizarse con éxito entre los 70 y 80 años. Un lifting puede hacer que parezca más joven y que aumente la confianza en sí mismo.


PLANIFICANDO LA CIRUGÍA

La buena comunicación entre usted y su cirujano plástico es esencial. En la primera consulta se evaluará la cara, incluyendo la piel y las estructuras óseas subyacentes y se discutirán las posibilidades quirúrgicas. Se comprobará su estado de salud incluyendo aquellos problemas que puedan complicar la cirugía. Si decide someterse a un lifting se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el costo de la intervención.

LA CIRUGÍA

Tras la cirugía, y sobre todo, durante las primeras 24 horas, puede sentir la cara hinchada, molestias sobre la nariz y dolor de cabeza, que ceden con medicación. Notará que el hinchazón y los hematomas alrededor de los ojos aumentan hasta alcanzar un máximo a los 2 ó 3 días. Aplicándose compresas frías disminuiran y se encontrará mejor. La mayoría de los hematomas y de la hinchazón desaparecerán en unas 2 semanas.

LA VUELTA A LA NORMALIDAD

La mayoría de los puntos de sutura se retiran a los cinco días.

Es importante cumplir con las siguientes indicaciones:

- Evite actividades extenuantes durante 2 semanas

- Evite baños de vapor o saunas

- Limite la exposición solar

La mayoría de los pacientes vuelven a trabajar entre los 10 días y las 2 semanas después de la cirugía.

¿EXISTEN RIESGOS?

Cuando el lifting es realizado por un Cirujano Plástico calificado las complicaciones son mínimas y de poca importancia. Sin embargo cada persona tiene una anatomía específica, unas reacciones físicas y unas capacidades de curación distintas, y por tanto los resultados no son absolutamente predecibles.

Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de su médico (antes y después de la cirugía).

LOS RESULTADOS

Los resultados son muy satisfactorios y se sentirá feliz, siempre y cuando comprenda que el resultado no es inmediato.

Las cicatrices del lifting quedarán disimuladas tras el cabello y los pliegues naturales de la cara; en cualquier caso irán disminuyendo con el tiempo haciéndose poco visibles.

Un lifting no detiene el reloj; su cara seguirá envejeciendo a medida que pase el tiempo. Sin embargo, los resultados son duraderos; tras varios años seguirá pareciendo más joven.


41 vistas